[AMPLIACIÓN] Ignacio de Loyola y Alcalá de Henares: una amistad sin fronteras

Máster en Atención Pastoral a la Familia (2021)
14 mayo, 2021
Ganadores III Premios Padre Arrupe de Derechos Humanos
27 mayo, 2021
La Universidad de Alcalá de Henares, la Compañía de Jesús en la ciudad y la colaboración del Ayuntamiento y la Fundación Antezana organizaron el pasado 24 de mayo la Conferencia ‘San Ignacio de Loyola y Alcalá de Henares: una amistad sin fronteras’, pronunciada por el profesor don Enrique García Hernán, con motivo de los 500 años de la Conversión del fundador de la Compañía de Jesús. Don Enrique es Académico de la Real Academia de la Historia y es profesor-investigador del CSIC
El acto lo abrió don Javier Huerta, presidente de la Fundación Antezana. Esta fundación nació en el año 1483. Ignacio estudió en la Universidad de Alcalá de Henares entre 1526 y 1527. Residió primero en el antiguo hospital de Santa María la Rica y más tarde en el Hospital de Antezana. Se conserva la cocina que usó como cocinero y el hueco de su habitación, que aún hoy se puede visitar.
Además, participaron, Monseñor Juan Antonio Reig Plá, obispo de la Diócesis de Alcalá de Henares; Rafael Mateos, SJ, superior de la Comunidad de Alcalá de Henares – Residencia-Enfermería de los Jesuitas; la Tercera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Alcalá y don Carmelo García Pérez, vicerrector de Relaciones Institucionales de la Universidad de Alcalá de Henares.
Durante el tiempo que pasó en Alcalá, Ignacio se dedico a las obras de caridad y al acompañamiento espiritual, siendo procesado por el Santo Oficio mientras se comprobaba que sus enseñanzas eran adecuadas. Pasó en prisión 42 días.
Rafael Mateos, explicaba: «En el proceso de conversión de San Ignacio hay un hito importante: la estancia en Alcalá de Henares».
«Ignacio llegó a Alcalá de Henares para ser apóstol, quizá sin tener todavía muy claro lo que quería Dios de él», explicaba el Profesor García Hernán. «Mi exposición va sobre esto. Sobre cómo Ignacio, sin tener todavía una preparación intelectual fuerte, se abre camino en un mundo que está cambiando. Nos comunica una nueva forma de comunicarnos entre nosotros y con Dios».
García Hernán expuso cómo, en la ciudad de Alcalá, Ignacio también predicó los Ejercicios Espirituales, y se los dio a todo tipo de personas. «Podemos decir que no es que Ignacio de Loyola hiciera los Ejercicios, sino que los Ejercicios le hicieron a él».
Durante toda la ponencia, el profesor García Hernán explicaba cuáles eran los contextos históricos en los que se desarrollaba la vida de Ignacio en la ciudad. También habló de los importantes jesuitas que pasaron por la ciudad: Laínez, Bobadilla, Nadal y otros.
«Animarles a vivir este año ignaciano, que seguro que recibirán muchas alegrías. Y que, con Ignacio, aprendamos en todo amar y servir», terminaba García Hernán.
También participó en el acto el obispo de la Diócesis de Alcalá, Monseñor Juan Antonio Reig Pla, que reflexionaba: «qué importante es en la vida de una persona una herida, un fracaso». Y continuaba: «San Ignacio nos habla hoy. Toda la vida de Ignacio se resume en una dirección: el servicio de Dios».
Para concluir el acto, intervino en nombre del Ayuntamiento, la Tercera Teniente de Alcalde Diana Díaz del Pozo. «Ignacio de Loyola es patrimonio de todos los complutenses», terminaba.
Lo más importante fue la unión de estas cinco instituciones del ámbito civil, religioso y universitario (En la foto están sus representantes, el conferenciante y el P. Provincial que se sumó al acto).
La segunda actividad será este mismo jueves, en la parroquia de Santa María, que es la iglesia del antiguo Colegio Máximo de la Compañía, que empezó a construirse en 1620 y fue ocupado por los jesuitas hasta su expulsión en 1767. Esta actividad será la lectura del primer capítulo de la Autobiografía, seguida de un comentario del mismo, de quince minutos. Cada mes, durante todo el Año Ignaciano, se seguirán leyendo los siguientes capítulos, seguidos del comentario.

Puedes escuchar la conferencia entera abajo:

X