La Universidad Pontificia Comillas ha comenzado las clases en Madrid bajo estrictos protocolos sanitarios

#Seguimos: la respuesta conjunta de la Compañía a la crisis del covid-19
10 septiembre, 2020
Servir Juntos Verano 2020 en Madrid
21 septiembre, 2020
Reducción de alumnos por clase, distancia de seguridad, reformas en las instalaciones, refuerzo de limpieza y desinfección, compra de libros solo ‘online’…: Comillas lleva trabajando meses para que la incorporación a las aulas sea segura para toda la comunidad universitaria.
Tras meses de espera e incertidumbre, la docencia en las universidades madrileñas vuelve a ponerse en marcha bajo estrictas medidas de seguridad. La Universidad Pontificia Comillas ha sido el primer centro universitario privado en iniciar su actividad el lunes 7 de septiembre. “La premisa es la presencialidad, si bien adaptada a las circunstancias y exigencias que impone la crisis sanitaria”, afirma Antonio Obregón, vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado de la universidad jesuita.
El esfuerzo de adaptación en Comillas a la nueva realidad provocada por la pandemia ha sido transversal a toda la universidad y ha sido liderado por el Equipo de Apoyo a la Docencia bimodal. Este grupo está integrado por el Instituto Universitario de Ciencias de la Educación (ICE), la Unidad de Apoyo a la Innovación Docente (UAID), dependiente del Vicerrectorado de Ordenación Académica y Profesorado, y el Servicio de Sistemas y Tecnologías de Información y Comunicaciones (STIC).

Un trabajo continuo

Durante el período de desescalada y posterior, Comillas ha trabajado activamente y de forma coordinada en las adaptaciones necesarias para el desarrollo de su actividad, con el objeto de garantizar la salud y seguridad de los miembros de la comunidad universitaria, para evitar y minimizar los riesgos de propagación de la Covid-19. Así, se ha reforzado la limpieza y desinfección, e implementado las medidas de higiene adecuadas a las características e intensidad de uso de todas sus instalaciones para prevenir contagios por coronavirus, siguiendo las pautas y recomendaciones marcadas por las autoridades sanitarias.
Todo ello lo ha concretado en un Plan Global de Actuación que establece las medidas para garantizar que el nuevo curso se desarrolle de forma segura en el marco de la nueva normalidad. Entre ellas, se podrá negar el derecho de acceso a quienes no lleven mascarilla homologada—y no estén exentos de su utilización— mientras sea obligatorio su uso, así como a aquellos que se nieguen a utilizar los medios de protección puestos a su disposición por la universidad, o que por su actitud o comportamiento puedan comprometer la seguridad o salud de los demás.
También se han realizado estudios de flujo para establecer horarios y rutas de entrada y salida de edificios e itinerarios para dirigir la circulación, con objeto de evitar la coincidencia masiva de personas en accesos e interior y exterior de espacios, y mantener la distancia interpersonal de seguridad; se ha potenciado la limpieza, se han reducido alumnos en las aulas, se han hecho reformas en las instalaciones de la universidad, se ha determinado que las ventas de librería sean solo online, y se han establecido tecnologías que permiten impartir docencia de manera bimodal síncrona, con una parte de los alumnos en el aula y la otra en remoto con tecnologías de videoconferencia.
Más información sobre las medidas implementadas: https://blogs.comillas.edu/nuevosalumnos/maxima-seguridad/ 
X