Informe España 2021: desequilibrios y cambios post-pandemia

Un concierto-oración en clave de Ignatius 500
19 noviembre, 2021
20 años de la Fundación Amoverse
24 noviembre, 2021

Esta mañana se ha presentado en la Universidad Pontificia Comillas, se ha presentado el ya tradicional Informe España, realizado por la Cátedra Martín Patino de la Cultura del Encuentro y con el apoyo de la Fundación Ramón Areces. La edición del año 2021 ha estado muy centrada en cómo ha cambiado España tras la crisis del COVID-19.

El informe lo ha presentado Agustín Blanco, director de la Cátedra. Blanco subraya, citando el informe, que “la pobreza se intensifica, y las personas y hogares más pobres ven agravada su situación, mientras que otros que estaban en los umbrales de la pobreza antes de la pandemia pasan a empeorar su situación”. La pobreza ha sido una de las principales consecuencias de esta pandemia.

50.000 empresas dejaron de estar activas entre febrero de 2020 y febrero de 2021, lo que representa el 3,6% de las inscritas en la Seguridad Social. Aunque la crisis entre febrero de 2020 y febrero de 2021 incidió en todos los sectores destaca la caída de facturación en la hostelería (45%), aunque también la industria manufacturera se vio muy afectada, con una caída del 13% de su producción. Como destaca el informe, existen “importantes niveles de desempleo en determinados colectivos, como jóvenes, mujeres, personas con discapacidad y mayores de 45 años”. Y se resalta la situación de la tercera edad y de los hogares unipersonales, que se incrementan entre la población mayor. De hecho, como revela el informe, más del 42% de las mujeres de más de 85 años viven solas, mientras que solo el 21% de los hombres lo hace.

En el ámbito de la educación, España se sitúa a la vanguardia en la tasa de abandono temprano (20,2% entre los hombres y 11,6% entre las mujeres), únicamente por detrás de Malta. El informe también destaca el impacto de la pandemia y el cierre de los centros educativos que, en términos generales, han sido negativos para los jóvenes, pero de menor intensidad de lo que se podría haber esperado y muy concentrado en el principio del confinamiento. Y respecto a los docentes, destacan especialmente el impacto de la pandemia en su bienestar emocional, aunque más del 50% de españoles ha mejorado su opinión respecto al personal docente, siendo este uno de los colectivos que más ha mejorado.

La crisis ha supuesto una llamada de atención sobre la ausencia de organismos administrativos mixtos, que presten servicios tanto al Estado como a las comunidades autónomas. Además, el informe señala que la gestión de la crisis no ha conseguido crear un sistema de cogobernanza real, en el sentido de adopción conjunta de medidas.

Mayte Sancho Castiello, psicóloga experta en planificación gerontológica, ha explicado que la nueva realidad impone una nueva lógica de los cuidados: «en una sociedad familiarista, como la nuestra, la pérdida de tantas personas en residencias ha sido duro». Además, ha explicado que la incorporación de la mujer a la vida social hace necesario un reparto de las tareas de cuidados. También relacionado con esto, hace falta, ha explicado una nueva manera de plantearse tanto las residencias como las diferentes formas en las que se desarrolla la llamada «silver economy».

José María Pérez Medina ha sido el encargado de desglosar algunas ideas al respecto del Estado Autonómico: «nuestro sistema no estaba preparado para esto». Y ha afirmado que el contrato social entre ciudadanía y poder ha cambiado: «ahora los gobiernos ofrecen seguridad y los ciudadanos piden seguridad».

Puedes consultar los anteriores Informes aquí

X