El programa de Chicote destaca al Colegio Mayor Loyola
4 octubre, 2021
Pastoral y Entorno Seguro conectan en el CMU Loyola
18 octubre, 2021

ATRÉVETE A ANUNCIAR LA FE EN FAMILIA

“Traes contigo muchos nombres,historias …que te toca vivir en esta etapa,algunas preocupaciones,proyectos,urgencias…Por un momento apárcalas o mejor ponlas delante del Señor para que sea Él quien las coloque en su lugar y permita que lleguen a lo que están llamadas a ser.”

Con un tiempo de oración personal guiada la comunidad de laicos ignacianos Nuestra Señora del Recuerdo (casi 600 miembros y más de 50 grupos) comenzó su camino #Ignatius500 el pasado sábado 2 de octubre. Ignacio inspiró el día y la organización de lo que será el año comunitario. El colegio fue casa abierta para el deseado gran abrazo comunitario. Y agrandar ese nosotros con los nuevos compañeros y familias que se incorporan. Muchos. ¡Bienvenidos¡

Convocados, pero no retenidos.

Con ese sugerente envío, el P. Fernando de la Puente SJ, motivó la reflexión de la mañana: la transmisión de la fe en la familia. Al igual que los primeros discípulos junto al Señor Resucitado, la interpelación movió corazones y dinámicas personales y comunitarias. Con la convicción de recibir un don que es envío y misión y que no se hace en solitario, sino necesariamente en comunidad.

“Atrévete a anunciar la fe en la familia”. ”La fe no se transmite, se anuncia”.” Dificultamos la apertura del otro al don Dios cuando anunciamos con tristeza, rutina, miedo, sin formación, con frialdad afectiva, sin vínculos personales y compromiso encarnado”. Estos fueron algunos de los mensajes.

Hubo pistas muy concretas, de esas en las que cada hogar y familia se reconoce en lo cotidiano. Y alumbran lo que es posible y de lo que somos capaces desde la pequeñez de cada Nazaret y casa.

“Cultiva con entusiasmo tu vida de fe. Fórmate. Clarifica y actualiza tu fe en cada etapa de tu vida. No te acomodes. Ten deseo de una lectura que te ayude a traducir a un lenguaje claro, que a ti te ayude y crezcas. Cuida actitudes humanas que facilitan el anuncio de la fe. ¿Quieres hablar de Dios a tus hijos? Primero ámalos, quiérelos de verdad, incondicionalmente. Ellos entenderán Dios es amor”.

“Vive con generosidad tu propia familia. Hacia adentro y hacia afuera. Ayuda, comprométete, vive en servicio. La vida no atenta al servicio de otros, dificulta y hace incoherente el anuncio de al fe”.

Terminaba la meditación con una revisión de nuestra propia motivación y unas preguntas para el tiempo personal. Se trata de anunciar la fe, no principalmente por la satisfacción de tener hijos creyentes. Sino porque que es la voluntad de Dios para nosotros como creyentes. ¡Y no es una triste carga! Es la misión más digna que podemos realizar en nuestra vida. Un regalo que el Señor nos hace.

En palabras de una de las participantes: ”Mi deseo no es que mis hijos vayan a misa -que está muy bien- sino que conozcan al Señor. Con eso, todo lo demás», expresaba

Presentación del año comunitario

Los presidentes de la comunidad Mercedes Hidalgo y Miguel Ángel Moreno presentaron las líneas prioritarias para este año, las áreas de trabajo y el conjunto de actividades organizadas y también abiertas a la PA Madrid y en colaboración con otros. Se vivió un momento muy especial con el emotivo agradecimiento a miembros muy queridos en comunidad que han entregado su servicio y dones durante muchos años.

Eucaristía de la comunidad Recuerdo y la Junta de la Federación de Antiguos Alumnos de España.

Para la comunidad de fe, compartir la Palabra, el Pan y la Vida en la eucaristía es la gran acción de Gracias. Celebró el P. José Miguel Colina, SJ, y así fue: acción de gracias. Juntos fuimos más, al unirse la Junta de la Federación de Antiguos Alumnos de España, que concluía su sesión de trabajo esa mañana en el Recuerdo. Unidos en la misión desde la gran familia ignaciana.

El evangelio de Mc 2,10-16 dejó en todos, a través de Josemi en su homilía, una llamada al amor, el respeto y el diálogo. Cada uno sabrá dónde y cómo le resonó la llamada. Y dos preguntas bien grandes e imprescindibles:”¿Qué te tengo que agradecer?.¿En qué podemos mejorar?

Fue memoria agradecida y oración el recuerdo al P. Saúl Cuatle, SJ, rector de la IBERO , recientemente fallecido en MéXico. Saúl formó parte de nuestra comunidad durante su estancia en Madrid para preparar la tesis.

Con la eucaristía finalizamos el retiro comunitario y comenzó el envío…

¡Buen camino¡ a toda la familia ignaciana en este año #Ignatius500

X