Padre Rubio cierra el curso con la mirada puesta en nuevos horizontes

Jornadas de Trueque en Maldonado
12 junio, 2019
Fin de obras y reapertura de San Francisco de Borja
20 junio, 2019
Se va acercando el fin de curso. El mes de junio se convierte un año mas en mes de balance y acción de gracias.
El Centro de Inmigrantes Santo Padre Rubio ha celebrado el pasado 13 de junio el cierre de este curso con una eucaristía y una comida compartida. Durante la misa, Higinio Pi, SJ, durante este curso director del centro ha querido agradecer su tiempo en el centro de acogida: «Hospitalidad es la capacidad de que alguien nuevo y diferente a lo anterior se sienta acogido», ha afirmado. También ha aprovechado para anunciar su próximo destino en el Centro Mambré de la Compañía de Jesús en Alicante.
Como novedad para el curso que viene, el Centro de Inmigrantes Padre Rubio, estrechará mucho más su cooperación con la ONG Pueblos Unidos, de Ventilla. El objetivo es conseguir una mayor coordinación de ambos centros. Para ello se ha designado a Iván Lendrino como director de las dos instituciones.
El Centro Padre Rubio ha atendido este curso a un total de 1.834 personas, de las cuales 1.477 fueron mujeres. Casi todas las personas migrantes atendidas proceden de países de Latinoamérica, siendo Honduras (631), Perú (375) y Bolivia (170) las tres principales nacionalidades de origen. En el centro se atiende a las personas en una bolsa de empleo, además de ofrecerles un curso de cocina y otro de cuidado de mayores. Los cursos de cocina duran diez días y les ayuda a integrarse y conocer las costumbres gastronómicas del país.
Por su parte, el curso de cuidado de mayores se realiza un sábado al mes. El objetivo es dar a las personas que se forman las herramientas y conocimientos adecuados para atender mejor a las personas de las que se van a encargar en sus futuros empleos.
X