Asamblea SJM 2021: Semillas de Resistencia

Enfermedad, fragilidad y espiritualidad en Ignacio de Loyola
15 noviembre, 2021
Un concierto-oración en clave de Ignatius 500
19 noviembre, 2021

Los pasados días 10,11 y 12 de noviembre el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) celebró la Asamblea Anual 2021 en Madrid, donde participaron alrededor de 70 personas de las entidades de la red con el lema “Semillas de Resistencia”. Un encuentro que tuvo lugar en la Casa de Ejercicios de las Esclavas de Cristo Rey.

Empezamos la Asamblea el Miércoles 10 de noviembre, cuando tuvo lugar la bienvenida y acogida a partir de las 19h. Tras la cena, se organizó un espacio de velada como primera toma de contacto y encuentro entre los participantes de la Asamblea.

En la mañana del jueves comenzamos con una Bienvenida Institucional, donde María del Carmen de la Fuente, coordinadora de SJM, junto a Luis Arancibia, Delegado del Sector Social, presentaron los principales retos y logros de la red, haciendo alusión al lema de resistencia para seguir acompañando en el día a día, Después de esta presentación, con el objetivo de enmarcar nuestra acción y poner cara a las realidades que se ven en la atención y acompañamiento de las personas migrantes en el último año, tuvo lugar la dinámica “Los rostros que vemos”. A través de rostros de personas que se acompañan se presentaron testimonios con los que pudiéramos ver de manera más cercana qué historias se ven en varias de las áreas y dimensiones de trabajo, desde la frontera sur y CIE, hasta la acogida residencial y la inclusión sociolaboral.

La mañana del miércoles se cerró con el ojo puesto en dónde nos encontramos. Un auto diagnóstico para visibilizar dónde están puestas las capacidades de las obras y las conexiones en la red. Con esta finalidad se crearon 5 grupos de trabajo, cada uno con una dimensión: protección, acogida, residencial, inclusión y convivencia. En ellos se indentificaron elementos que definieran cada una, dificultades y retos presentes, y conexiones con las otras dimensiones.Para acabar con la dinámica, hubo una puesta en común entre todos los participantes.

Por último, como parte de la misma dinámica, buscamos dónde debemos estar para cambiar las cosas, con el objetivo de identificar las necesidades, desafíos y oportunidades para acompañar, servir y defender a las personas migradas. Para este espacio,partiendo de lo llevado a cabo durante la mañana, se distribuyeron a los participantes en tres espacios: Intervención y Acompañamiento, Fortalecimiento y Sostenibilidad y Sensibilización e Incidencia. En cada espacio identificamos líneas de fuerza y ejes comunes para así después, hacer una puesta en común de todas las dimensiones y entender dónde debemos estar para responder a las necesidades y retos de las personas migrantes de la forma más eficaz y pertinente.

La mañana del viernes llevó por título ‘Claves de Resistencia’, donde algunas de las compañeras de la red transmitieron sus propias historias, testimonios de celebración en cada uno de los pasos que damos junto a los que acompañamos, servimos y defendemos, así como palabras de resistencia y esperanza que se compartieron para apoyar al equipo en los momentos más difíciles y continuar mirando hacia delante sin desistir.

Para terminar la Asamblea y antes de la foto en grupo y la comida de despedida, hubo un espacio de cierre y recogida de la Asamblea en clave interreligiosa, con una actividad en la que cada persona compartió la principal palabra que resuena en esta asamblea en un barquito que navega en el mar del día a día en el acompañamiento de las personas migradas.

Muchas gracias a todas las entidades y los compañeros que llegaron a Madrid a compartir, disfrutar y aprender en este encuentro anual donde recargamos fuerzas y energías para continuar con nuestra misión y desafíos.

X