50º aniversario de Piquer con sabor a diversidad

Medio siglo en Ventilla educando en la inclusión
2 febrero, 2018
Vigilia en El Recuerdo por los futuros diáconos
2 febrero, 2018
  • El colegio Piquer cumple 50 años
  • El cardenal don Carlos Osoro presidió una ceremonia con muchos gestos que mostraron la diversidad del colegio
La mañana del día dos de febrero, como todos los años, se celebró la fiesta de la Virgen de la Luz, patrona del Centro de Formación Padre Piquer, del barrio de Ventilla. La de este año, sin embargo, tenía algo de especial: el colegio celebra la clausura del 50 aniversario. Medio siglo en el que el colegio y los jesuitas del barrio de Ventilla han sido no solo espectadores, sino agentes activos en el desarrollo de uno de los vecindarios con más inmigración de Madrid.
Las celebraciones comenzaron desde primera hora de la mañana, pero el acto central fue la Eucaristía que presidió el cardenal don Carlos Osoro en la Parroquia San Francisco Javier y San Luis Gonzaga. A la misma también asistieron el director del centro, Ángel Serrano, Clara Pardo, presidenta del patronato de la Fundación Montemadrid, titular del centro; José Antonio Poveda, Secretario Regional de Escuelas Católicas, Pablo Guerrero, coordinador de la PAL y un nutrido grupo de jesuitas.
En la homilía, Osoro quiso poner énfasis, sobre todo, en tres palabras: mirar, sentir y vivir. “Mirar la realidad – decía el cardenal- como Dios la mira: con la conciencia de que todos somos hijos de Dios y, por tanto, hermanos de todos los hombres; sentir el gozo de ser hermanos -continuaba- y vivir haciendo cultura del encuentro.”
Uno de los puntos en los que más se detuvo el obispo fue en la necesidad de percibir que todos somos hijos de Dios y lo mucho que podía verse esta realidad en el Colegio Piquer: “Este colegio os da la oportunidad de experimentar, vivir y sentir que todos los hombres somos Hijos de Dios.”
La eucaristía estuvo llena de símbolos y gestos que sirvieron para representar la enorme diversidad del Colegio Piquer, un centro educativo con más de 35 nacionalidades, lenguas y culturas. Algunos de estos gestos fueron la presentación de velas que simbolizaban las religiones presentes en el centro: cristianos católicos, ortodoxos y protestantes, musulmanes, hindúes y budistas...
Otros gestos de gran belleza fue el canto del Padrenuestro en guaraní y la lectura, en la liturgia de la Paz, de distintos textos: un sura del Corán, un proverbio chino, una lectura de la Biblia… en el que se habla de paz y respeto a las distintas realidades.
Por último, un grupo de alumnas del centro representaron un precioso baile en honor de la Virgen de la Luz, patrona del colegio.
Las celebraciones continuaron en el patio del colegio, donde se representaron bailes, se colocaron stands e, incluso, una barbacoa.
X