1631 personas de Madrid han corrido por una misma causa, recuperar el derecho a la educación de niños y niñas a quienes la pandemia se lo ha arrebatado

Miércoles de ceniza universitario para cambiar o crecer
18 febrero, 2021
Saliente de Guardia. Una mirada creyente al mundo de la salud. Ciclo de conferencias en Jesuitas Maldonado
23 febrero, 2021

“Aunque hemos echado de menos correr juntos y juntas como hacíamos otros años, espero que nadie se haya sentido solo, porque durante el fin de semana más de 15.500 personas de 33 países y de las 50 provincias de España hemos corrido por la educación. Es muy buena noticia que en mitad de esta pandemia, en la que parece que todo se para, nuestro compromiso con la educación continúa”, afirmaba Daniel Villanieva, Vicepresidente Ejecutivo de Entreculturas al finalizar la jornada de ayer. Daniel Villanueva también agradeció a todas las personas participantes, “gracias por vuestro apoyo, hemos celebrado nuestro décimo aniversario con un enorme diez por la educación y quisiera terminar con un enorme gracias a todos y a todas. Ojalá lo que hoy visualizamos y mostramos seamos capaces de llevarlo a la práctica y trabajar por esa educación de calidad”.

Este año la carrera ha contado con la participación de diversas Fe y Alegría así como con el apoyo de la Federación Internacional de Fe y Alegría. También ha contado con la participación de numerosos centros educativos de la Compañía de Jesús tanto en España como a nivel internacional y de otras obras de la Compañía.

Este año, como no podía ser de otra manera, “los fondos recaudados a través de las inscripciones irán destinados a combatir la emergencia educativa causada por la pandemia”, explica Esperanza Vivanco, Responsable de RSC en Entreculturas. Entreculturas está presente en 38 países con 192 proyectos de cooperación mediante los cuales acompaña a más de 230.000 personas. “La crisis educativa causada por la COVID-19 puede significar un retroceso de 30 años en los avances educativos logrados a nivel mundial. Entreculturas tiene claro que no se puede dejar a nadie atrás. Sin posibilidad de volver a la escuela y sin educación la vida se hace insostenible”, afirma Esperanza Vivanco.

Y es que, si en el momento más álgido de la pandemia, 1.600 millones de alumnos de más de 190 países se vieron afectados por el cierre de las instituciones educativas, a día de hoy, se estima que alrededor de 24 millones de estudiantes no han regresado a las instituciones educativas, de los cuales 10,9 millones se encuentran en los niveles primario y secundario. Entreculturas tiene claro que, si no actúan ahora, la emergencia sanitaria también derivará en una grave emergencia educativa y no se puede permitir que el derecho a la educación retroceda ahora que tanto se había avanzado en el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 4. Por ello, están trabajando en las siguientes líneas de acción para contribuir a hacer frente a esta realidad: educación a distancia, reducir la brecha digital, cuidar al profesorado, garantizar la seguridad alimentaria, proteger a las niñas y potenciar la ciudadanía global.

X